COMO AHORRAR ENERGÍA, ¡SIN USAR LEDS!

Mucho antes de que existiera esta moda generalizada que han causado la aparición de los LED como fuente de luz extremadamente duradera y de bajísimo consumo, la mejor opción para ahorrar y evitar el despilfarro siempre ha sido y será apagar la luz cuando no se necesita, y para ello, desde que se creó la primera bombilla se crearon además los sistemas de control de iluminación.
Pero desde finales del siglo 19 hasta ahora, muchas cosas han sucedido, y los sistemas de control han evolucionado en su tecnología tanto como la iluminación en sí. Su mera definición ha dado lugar muchas veces a malentendidos, ya que se asocia a “High tech” solo accesible a unos pocos mortales pudientes y cuya función es meramente complementaria ya que añade confort a la instalación tradicional encareciéndola, Nada más lejos de la verdad.
los Sistemas de Control son todos aquellos dispositivos que permiten la gestión de la instalación. En su forma más sencilla, un simple interruptor de pared es el primero y el más utilizado. Sin embargo, en la definición más fundamental y adaptándose a la situación actual, los Sistemas de Control deberán ser aquellos dispositivos que permitan la gestión automática de la iluminación natural y artificial, de manera que nos permita optimizar y disminuir el consumo energético de la instalación, en otras palabras, son aparatos que están diseñados para hacer lo que siempre, como humanos que somos, se nos olvida hacer. Éstos deberán ser instalados obligatoriamente en aquellas edificaciones de uso público o comercial donde se estime un uso elevado de recursos energéticos.
Por lo tanto, el simple interruptor presente en toda instalación debe ser complementado por sensores de presencia que racionalicen el uso de la iluminación según la ocupación de los espacios.
Si subimos un nivel en complejidad, en instalaciones con fachadas acristaladas e influencia de luz natural se debe considerar el aporte de luz natural que incide sobre la edificación, existiendo dispositivos de control diseñados para tal fin. Este tipo de tecnología ha dado un importante salto con la implementación de tecnologías de regulación (como la regulación de luminarias mediante protocolos DALI y 1-10V), que han permitido desarrollar sensores que miden la cantidad de luz en un recinto y en el caso de ser insuficiente, compensan la carencia encendiendo la iluminación solo en el nivel adecuado.
Mecanismos más complejos permiten integrar en un solo dispositivo los sensores de presencia y de medición de regulación según la luz natural, permitiendo ahorros significativos por potencia consumida de hasta el 60%!. Y desde aquí, avanzamos a niveles de integración total de edificios mediante complejos sistemas de gestión, que permiten ahorros y aprovechamientos al máximo de energía en edificaciones enteras.
Así que a la hora de plantearse un proyecto de optimización energética, antes de plantear en plano la sustitución de luminarias o lámparas por LEDs, los sistemas de control ofrecen una opción mas económica y sencilla que permitirá ahorros comprobables y significativos, no dude en consultar a los especialistas I+C acerca de todas las alternativas que disponemos.

Acerca de Jhoani Pacheco Buitrago

Jhoani forma parte del departamento I+C Iluminación y Control de Sonepar Ibérica, donde desarrolla proyectos lumínicos combinando fuentes de luz eficientes con tecnologías de control, integración y regulación de la luz..
Esta entrada fue publicada en Iluminación, Otros, Sector Residencial, Sector Servicios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario